Como inducir el cambio de comportamiento en las Organizaciones: rompe tus barreras mentales

Abalia con el Cambio Viral Organizacional

Como inducir el cambio de comportamiento en las Organizaciones: rompe tus barreras mentales

El jueves 30 de mayo tuve el placer de acudir al interesante Taller organizado por la Universidad Francisco de Vitoria en Madrid, titulado “Pensamiento Crítico e Intervenciones Disruptivas”. Sobre cómo inducir el cambio de comportamiento en las Organizaciones.

Este Taller lo impartió Leandro Herrero, gurú del Cambio Viral Organizacional, experto en cómo romper moldes, pensar diferente, ir más allá y plasmar todo esto en una Organización para lograr transformar la Cultura de las Compañías, sus comportamientos y su forma de proceder.

La Innovación en cualquier Compañía necesita un lenguaje claro y sencillo.

Por otra parte, hay organizaciones tremendamente burocráticas y esto no ayuda nada a la Innovación. Hay que generar procesos sencillos que ayuden y no hagan que todo se ralentice.

La Innovación comienza cuando preguntas abiertamente en tu empresa ¿Qué cambiarías en la Compañía? a todos tus empleados. Cuando por ejemplo 500 personas empiezan a preguntarse como hacerlo diferente y mejor, y lanzas sus propuestas, ahí empieza la verdadera Innovación y el cambio. No sólo en el Departamento de I+D que por supuesto es interesante que exista.

La clave para Innovar está en escuchar a los de fuera, y especialmente a nuestros empleados, que compartan que harían diferente para cambiar las cosas y buscar la excelencia con sus propuestas, generando ideas e identificando las que pueden llevarse a cabo y que grupos las van a impulsar.

El Cambio Viral que presentó Leandro Herrero necesita de un compromiso mutuo y de acción («activismo»).

Para que se produzca un cambio es necesario que se dé un Cambio en el Comportamiento. Y son estos comportamientos los que logran impregnar la cultura, los que sostienen los procesos y generan un alto impacto.

Un grupo pequeño de personas dentro de cualquier Organización tiene el poder de generar la creación del cambio. De hecho, es recomendable no hacer los cambios desde el Core, sino empezar con pequeños grupos de la «periferia» para ver como encajan.

Leandro Herrero

Los grupos o individuos que tienen la fuerza de implementar estos cambios deben cumplir una serie de requisitos: tener una interesante Red de contactos dentro de la Organización, contar con la confianza y el respeto de sus compañeros, y tener autoridad moral, no jerárquica.

Los «activistas» del cambio crean nuevos comportamientos que son adquiridos por el resto de miembros de la Organización vía imitación.

El papel de la Dirección y de los Líderes debe ser apoyar a esos pequeños grupos de empleados que son sumamente influyentes y difunden los cambios que ellos han creado. El Cambio Viral entre iguales funciona mejor de manera informal pero orquestado; lo que se denomina un proceso de «informalidad diseñada».

El primer cambio se producirá en nuestra forma de ver las cosas, en nuestra mentalidad, en pensar diferente, en romper nuestras barreras y en lograr derribar muros de nuestra cabeza.

A menudo los prejuicios y los pre conceptos son los que no hacen ver las cosas de una forma determinada, cuando lo que deberíamos hacer es cambiar el ángulo.

Como dijo Albert Einstein: «Es más fácil desintegrar un átomo que un prejuicio».

Leandro Herrero, utilizó una historia y la fotografía de unas mulas que cargaban sacos de un lado al otro en una frontera, con el objeto de ilustrarnos y hacernos ver como a menudo cerramos nuestra mente. Y vemos lo que queremos ver.

Al poner la fotografía nos explicó la historia que hay detrás: había un policía en una frontera que vigilaba el paso de un lado a otro.

Durante toda su vida estuvo revisando los sacos que transportaban las mulas que un mulero llevaba en ese paso fronterizo ida y vuelta.

El policía hacía un registro concienzudo porque estaba convencido de que iba a encontrar algo malo en las sacas. Pero nunca encontró nada sospechoso. Sólo arena.

Cuando se jubiló, como seguía pensando que en esa arena tenía que haber algo malo, se fue de nuevo al paso fronterizo para esperar a que pasara el mulero con sus mulas.

Cuando le vio, le preguntó acerca de este tema. Le comentó que siempre había pensado que había gato encerrado.

El ex policía le dijo: “Como ahora ya estoy retirado y no ejerzo como policía, te pido que me confieses y aclares de una vez que es lo que llevabas en esos sacos. ¿Con qué traficabas?” Y el mulero riéndose le dijo: “Jamás lleve nada en los sacos, sólo arena para distraer tu atención, porque con lo que si traficaba era con las mulas. Tráfico de animales. Lo tuvo delante pero nunca lo quiso ver”.

En Abalia creemos que juntos sumamos más. Por eso debemos escuchar nuevas propuestas y convertirnos cada uno de nosotros en Agentes del Cambio.

“El mundo tal como lo creamos es un proceso de nuestro pensamiento. No puede ser cambiado si no cambiamos nuestra forma de pensar”. Albert Einstein.



Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener mayor información aquí.

ACEPTAR
Aviso de cookies